Blogia
Somniloquios

Dilo tú, Carlitos...

La afición (!) me pide que hable de los Goya, que dé mi opinión sobre los Goya, que cuente los Goya, que haga un cronicórum bien opinativo de los Goya. Aparecen comentarios alusorios en somniloquios previos y hasta por teléfono lo solicitan, como hacían muchachos y damas con los discos dedicados en la radio, de eso hace siglos. Seamos claros: la afición lo que quiere es descojonarse de los Goya y convertirme a mí en medium posibilista para su solaz. O sea, que los deshaga yo para así deshacerlos ellos. Y pasar un buen rato todos. En algún caso, la afición incluso pretende que yo, humilde mediador, les explique el caso Penélope, como si ese caso tuviera explicación o como si yo pudiera acceder a los ocultos entresijos de un misterio tan elevado. A mí sólo se me ocurre una torpe comparación con Beckham, un futbolista de nivel medio al servicio de un estratosférico aparato de publicidad. Hay dos diferencias invertidas: una, que el fútbol no le concede premios individuales a Beckham, lo que invita a pensar que el fútbol se toma a sí mismo mucho más en serio que el cine; dos, que nadie en el cine hace películas tituladas Quiero ser como Penélope y, en cambio, sí hay quien hace Quiero ser como Beckham, lo que invita a pensar que el cine se toma más en serio a sí mismo que al fútbol.

Dije ya que jamás he visto una gala de los Goya y me parece altamente improbable que lo haga alguna vez. No se trata de una decisión, es simplemente que nunca me han interesado: si paso canales y los veo, sigo pasando como si no hubiera visto nada, igual que paso los programas esos de Callejeros o las tertulias rosas o el House (ya vale ya con el lupus ese, que no sé qué coño de enfermedad es pero que sale en uno de cada dos episodios), y los telediarios de Antena 3 y las carreras de Fórmula 1. Usted, amigo, preguntará: ¿Qué ve este hombre en la televisión? Eso mismo pienso yo. Documentales de bichos y programas de deportes o partidos de deportes, creo. El resto es internet... Así que con los Goya no hay posición ideológica ni prejuicio. Nunca los he visto. De hecho, cuando conocí a gente que los veía como yo había visto los Oscars toda mi vida, me resultó muy sorprendente, y hasta me extrañé de mi extrañeza porque pensé que ser aficionado al cine y ver los Goya tenía su lógica, tal vez, lo que revelaría mi incoherente apatía. Aún me fascinan más los índices de audiencia que recogen los Goya, pero supongo que en el fondo el ejercicio de ver los Goya viene a equivaler al ejercicio de ver Aída. Luego hay otro problema: son en domingo, los Goya y Aída; y uno en domingo anda dedicado al fútbol. A esas mismas horas están El Día del Fútbol con Noemí y Club de Fútbol, con Vitín. Por si faltaba algo, este domingo además ponían al señor Brad y la señora Angelina mano a mano, en esa magnífica película, ideal para verla sin sonido, que es lo que hice (medio rato). Tenía las orejas ocupadas con los programas deportivos de la radio, que visito de uno en uno en riguroso y aburrido zapeo hasta que apago y busco jazz o bien engancho el último disco que me he bajado (en este caso, Morrissey, oiga usted). Mezclado todo con el tomate más canónigos y los cien gramos de mortadela de pavo. Miren... lo siento pero a todo no llega uno.

Por si todo esto fuera poco, buscando no sé qué, encontré esa misma noche el videoblog de Carlos Pumares, al que ya soy adicto reconcentrado como lo fui de su inmemorial Polvo de Estrellas. Así que... ¿para qué voy a seguir hablando? Carlitos, dilo tú que a mí me da la risa:

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Víctor -

Deja, deja. Ya vale de fútbol y de Zaragozas, que aburris ya. Tenemos aquí a un tío que ha mamado rugby desde hace años y que lo cuenta como nadie, con la ocasión del inicio del VI naciones es perfecto para que nos de su opinión previa. Gracias mario de antemano.

los lunes al sol -

Llegué aquí por casualidad hace unos meses. Escribes bien.
Practicas la sutil socarronería que destilamos los que nos da el cierzo en el cerebelo, tu perfil cuadra perfectamente con tu estilo.
Lamenté profundamente en el pasado que el cinco naciones lo quitaran de La 2 y lo emitiera una cadena de pago a la que nunca tuve acceso, allí os perdí la pista. Mi equipo era Gales (pobrecicos, casi siempre pillaban cuchara de madera), me encantaba la estética del torneo.
Puestos a pedir..., tal como hacen otros intervinientes, yo voto por que teclees un rato sobre nuestro querido y desdibujado equipo. Hace unos meses estaba muy preocupado por su futuro, pero todas mis dudas se han despejado. “Casi” TODOS los que os dedicáis a informar-opinar dedicasteis los mejores adjetivos a la entrada del nuevo propietario del club, “ilusión”, “talonario”, “Champions” y “a por la Liga” y el equipo acabó en segunda división. Ahora, las palabras más repetidas son “irresponsables”, “desaparición”, “a la deriva”, “bancarrota”, así que lo normal es que el equipo recupere la categoría perdida y en su primer año se clasifique para Europa. Eso es lo que va a pasar, así lo creo, sin forofismo (y sin acritud hacia vuestra profesión, pero hay algún compañero que... jodo!).
Pues eso, yo voto por un pequeño relato sobre nuestra amargura dominical. Reconozco que cada vez entiendo menos. Creo que no entiendo nada.

jcuartero -

Lo de escuchar/ver fútbol no era excusa este año (el resto más que justificada), había un cortometraje nominado con las actuaciones de Cannavaro y Carboni, haciendo de preso asmático. Ni la propia Pe habría igualado sus actuaciones

Víctor -

Molaría un análisis previo del seis naciones.

Mornat -

Ah, los premios: pues de eso, aún menos. De todas las películas que han premiado o que competían sólo he visto la de Tano Díaz Yanes, 'Sólo Quiero Caminar', y me gustó bastante. Yo le hubiera dado el premio a la interpretación al culo de Ariadna Gil: no es fácil de ver en el cine un culo que camine así de bien, te lo digo yo.
"Para guapa, Ava Gardner" es la mejor frase que he oído para explicar el caso. Una genialidad (más).

Maria -

Yo me refería más a los premios q a la gala en sí, pero me ha encantado la comparación con Beckaham y el vídeoblog de Carlos Pumares, me quedo con su frase "para guapa Ava Gardner"

Mornat -

Por supuesto, ya había leído a Boyero al respecto. Pero me da pena verlo tan aburrido escribiendo de algo que no le interesa lo más mínimo, como a mí. Pero sí... por lo demás aviso que Pe va a ganar el Oscar. Yo sólo veo una posibilidad improbable: que se lo den a Marisa Tomei por su papel en The Wrestler. Las demás más valdría que ni fuesen. Va a ser terrible, pero no temáis: estaré ahí para contarlo. Si puedo escribir de Arizmendi y Songo'o cada domingo, cómo no voy a hacerlo de algo así. Estoy preparado para todo.

Jeremy North -

Yo tampoco la ví, estuve viendo La Jornada y luego no sé qué hice... pero va a ser jodido ver a Pe con un Óscar por hacer de gritona; que le den el Goya pase, porque no vale gran cosa, pero el Óscar...

davicius -

Hay otro Carlitos (Boyero, en este caso) que también tiene su opinión (nada desdeñable por cierto) del negocio patrio este de los Goya: http://www.elpais.com/articulo/cultura/mismo/tedio/elpepucul/20090203elpepicul_3/Tes
Y por cierto, ¿qué es eso de que te bajas discos de Internet? Como te oiga algún topillo de la SGAE (que seguro que lo tienes entre tanto lector del blog) estás apañado. Lo mismo te cortan el ADSL y el año que viene te tienes que tragar enterita la ceremonia.... Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres