Blogia
Somniloquios

El consejito de la semana... por Pere Navarro

El consejito de la semana... por Pere Navarro

En su rueda de prensa de cada semana (es como los entrenadores de fútbol), el incesante Pere Navarro ha presentado una nueva campaña de la DGT. Esta vez se trata del irreverente, insalubre y peligrosísimo hecho de fumar en los coches, mire usted, que ya se ha perdido a estas horas la cuenta de la mortandad que provoca este vicio solitario e insaciable, como el onanismo. Aunque lo que seguramente le apetecería es quitarles cuatro puntitos del nuevo carnet, que tan felices nos va a hacer, o 300 euracos a los “putos irresponsables de mierda que pipan mientras conducen” (las comillas representan el contenido pensamiento hipotético de Pere), esta vez el director general de Tráfico se ha presentado condescendiente. De acuerdo a la terminología habitual en la prensa hoy en día, ésta sería una campaña blanda, prohibicionismo de baja intensidad o bien voluntad de tolerancia no cero.

 

Vamos al caso. Con ese verbo untuoso que tanto le gusta, reloj de pulsera en la mano derecha, ha advertido que de momento no va a prohibir fumar en sus propios coches a los españoles. Aunque, eso sí, lo desaconseja. Porque si no puede prohibir, a Pere le gusta aconsejar y apelar al “sentido común” de los conductores, que como ya quedó establecido antes somos una recua de hijos de puta, bien asesinos o bien suicidas, que alegremente nos dedicamos a repasar diariamente el catálogo de imprudencias posibles para cometer cada uno la que más cachondo le ponga, y así hacerle los porcentajes a Pere.

 

Sin embargo, dice la información de El Mundo, la máquina de encuestas de Pere (que debe guardar en la cocina, en ese espacio ambiguo que queda entre la freidora y la cafetera) refleja que un 77% de los españoles estarían dispuestos a prohibir fumar en el coche. Lo de la máquina es cosa del autor del blog, no lo dice la información. Lo demás, sí. Aquí se mezcla opinión e información, que también lo hace Gabilondo en prime time y le dicen maestro de periodistas. Yo llegaré lejos, porque un director adjunto con gafas de periodista de raza ya me advirtió cierto día que estaba violentando los géneros periodísticos. Aquí viene la opinión: la gente es así. Está hasta los huevos de libertades y ahora quiere que le controlen hasta lo que come. Cada vez hay más adeptos a la sumisión... Pero no, a Pere todavía no le pasa por los cojones prohibir lo de fumar. Que no le apetece, oiga. El hombre tiene sus razones. Ha aportado ésta: “No nos gusta la imagen de la Guardia Civil persiguiendo a los fumadores”. Qué argumento. Esa imagen debió de ser un sueño húmedo que le ocurrió alguna noche.

 

Según la máquina de porcentajes que Pere guarda en la mesilla, le da que las distracciones tienen la culpa del 39% de los accidentes de circulación en este país de naciones. Es un porcentaje alto, si consideramos que hay que repartir el 61% restante entre el exceso de velocidad, la manía de no llevar el cinturón abrochado, las trompas que agarra el pueblo llano antes de ponerse al volante, el teléfono móvil y las sillas de los niños, sólo por hablar de las principales y más costosas. ¿Da para todo ese 61%? ¿No quedamos que esas nombradas eran las causas principales? Si una causa menor que no requiere prohibición ocupa el 39% del total, ¿cuánto ocupan las primeras? Pere sabrá. A nadie en ningún medio de comunicación se le ha ocurrido sumar porcentajes. Pero claro, ese tipo de cosas ya no se llevan en los medios. Pensar, digo. Se pone lo que ha dicho el tío y listo. Eso es menos grave que violentar los géneros. Estoy de acuerdo. Es incluso menos grave que no saber escribir, no distinguir las categorías gramaticales o no dar una noticia en la vida.

 

Para mí que el reparto no sale porque, sólo en el rubro ‘distracciones’, por ejemplo, a Pere Navarro le da una gráfica según la cual fumar mientras se conduce no es la más peligrosa de todas las distracciones posibles. O sea, que hay una subdivisión con su propia jerarquía. Por eso no la prohíbe y sólo “aconseja”. Hay otras peores, recuerda en tono admonitorio, y mucho más peligrosas. Da tres ejemplos así, como al aire, como el que silba. A saber: usar el teléfono móvil (que síiiiiiii, Pere, que síiiiiii), buscar una ruta en el navegador y... CAMBIAR LA MÚSICA. Así que ya lo sabe usted amigo conductor. El día que Pere se levante con el pie cambiado prohíbe los radiocd’s y los navegadores. Como se sabe, mucho mejor que los navegadores es no saber dónde va uno en una ciudad desconocida, pegar frenazos repentinos para tomar una calle sobrevenida, cambiar de carril violentamente al descubrir el lugar de destino, o pararse a preguntarle al peatón que pasa cerca, interrumpiendo la circulación. Hay que asumir que Pere sabe siempre a dónde va, por supuesto no pipa en el auto y desde luego no oye música. Y si la oye, es porque se la cambia un propio que lleva a la derecha. O se detiene unos minutos en el arcén y busca el número de la pista que le apetece. Luego sigue conduciendo. Después vuelve a pararse, y cambia de nuevo. Y así tantas veces como haga falta. Porque una cancioncita no puede ser tan importante como para sufrir un accidente. Desde luego, si es de La oreja de Van Gogh no merece la pena cambiar: son todas iguales.

 

En un futuro pluscuamperfecto, Pere podrá ir suprimiendo todas y cada una de las posibles distracciones que aquejan al conductor y que éste abraza con ese desahogo contra las leyes, el respeto a la vida, los valores morales y el sentido común que caracteriza a esta pandilla de hijos de puta que conducen y no sirven más que para abonar impuestos de circulación, multas, garajes, zonas azules, parquímetros y gasolinas. Entre esas distracciones que deben ser combatidas por Pere no habrá que olvidar algunas como el hecho de hablar mientras se conduce, desde luego el de canturrear (excesivamente feliz como para no despistarse), el hecho siquiera de pensar, que es adictivo y despista una barbaridad, el hecho de hablar con otros pasajeros, el hecho de mirar por el retrovisor para hablarle a los niños, el hecho simple de los niños (¿no sería posible esterilizar a los conductores, digo?), porque los niños suelen preguntar cosas y hay que responderles, desde luego el hecho de los propios pasajeros, que deberían estar prohibidos o bien habrá que convenir que van contra el sentido común, el hecho de comer caramelos, el hecho de mascar chicle porque hay que desempapelarlo, el hecho de beber agua de una botella porque beber despista, el hecho de mirar las señales de tráfico, que aunque poco también despistan porque hay que apartar los ojos de la carretera... poner las cortas o las largas, darle a los intermitentes, conectar el ESP y la seguridad pasiva del coche, activar los limpiaparabrisas...

 

Así hasta el infinito. Pero ya se sabe que este hombre y su máquina de porcentajes desconocen los límites numéricos. Temo que el generoso y atribulado Pere Navarro le dará un día la vuelta al marcador de su propia cabeza y concluirá que el único modo de alcanzar la verdad es prohibir los coches, que son el meollo de la cuestión porque son el cuerpo del delito y también el escenario. Y si no se pueden prohibir los coches porque, claro, las empresas automovilísticas se van a molestar, prohibirá a las personas que conducen los coches. Y no sólo habrá un carnet de conducir por puntos, sino también un carnet de identidad por puntos. Y si usted contraviene las normas, que irán siendo definidas sobre la marcha de acuerdo a las maquinitas de Pere, la autoridad competente le deducirá puntos irrecuperables. Así irá perdiendo usted poco a poco la identidad, hasta que no le quede nada y tenga que examinarse de nuevo y hacer la ELE con la conciencia. Entonces será usted un mierda, sí. Pero también un ciudadano cojonudo.

 

* Foto: Escáner (ojo, completado digitalmente con algunas licencias médicas) de un sueño húmedo de Pere Navarro. Parece raro que esa imagen coincida con el ideal de ordenación semafórica, de acuerdo a los sucesivos concejales de movilidad de la Inmortal Ciudad de Zaragoza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Mornat -

Álvaro: no tengo problema, pero prefiría que introdujeras las primeras líneas en una entrada de vuestro blog y, a continuación, un enlace a la dirección en la que el artículo aparece en Somniloquios.
Gracias por el interés y la visita.

Alvaro -

Soy Alvaro, de antiradares.net. Con tu permiso me gustaria publicar en mi blog (indicando que el articulo es tuyo) tu articulo de el consejito de la semana. Espero tu respuesta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CONTRALAZOS -



PERE NAVARRO – ¡INOCENTE!




Deben comprender la sangría a todas luces injusta que al Sr. PERE NAVARRO, se le viene haciendo en Internet. Ello se justifica y comprende por la ignorancia que sobre la realidad todos padecemos, y algo, algo tendrá que ver la desinformación continua a la que se ven sometidos los ciudadanos. Hoy en día la “desinformación y manipulación” de la realidad por parte de los políticos y de la prensa no se considera delito, y quizás debería serlo con el beneplácito de ustedes lectores.

En este panorama de desinformación y manipulación, son también y especialmente responsables, los medios de comunicación, que muchas veces tratan a la ciudadanía como una masa sin voluntad y sin iniciativa creadora, como si se tratase de una materia prima más, a la que manipular y transformar para obtener beneficios.

También tienen su parte de culpa los catedráticos, filósofos y pensadores de la realidad, aquellos que teniendo púlpito para hacerse oír silencian sus conciencias por comodidad, porque parece que callan, o al menos no logran hacerse eco sobre un diagnóstico posible de nuestra realidad.

En este teatro estamos metidos todos, ¡y claro!, nos creemos la opereta que se monta y desmonta, para volverse a montar, de forma que cuando el protagonista va a caer en una trampa especificada en el guión, nos levantamos del asiento para advertirle del peligro, ignorando que se trata de una ficción, sobre la que meditar. Así, no es fácil distinguir de los comportamientos grupales, de los simplemente aborregados, aquellos que conllevan sabiduría y prudencia, amor y respeto. Pues nos cuesta distinguir cada vez más, la imbecilidad inmersa en lo cotidiano, respecto de los actos excelentes.

Cualquier materia, cualquier actividad, cualquier disparecer sobre eficacia y rendimiento se convierte en motivo y razón de manipulación. El asunto del tráfico, no es materia ajena, se trata de un área, de un subconjunto matemático en el conjunto de la actividad social inmersa en nuestra cultura, sea ésta cual sea.

Uno de los pecados que se observan dentro del proceso de manipulación radica en la desinformación continua y sistemática sobre la lectura e interpretación estadística sobre las causas de los accidentes, que si el alcohol de entre un 30 y un 50%, que si la velocidad no se sabe que tanto por ciento, que si la distracción, que si el cansancio, que si la distancia de seguridad, que si el estado de los neumáticos, etc., al final tenemos más tantos por ciento de causas que accidentes. Pero ello no es culpa del Sr. PERE NAVARRO.

La conclusión a la que se llega converge con la sencillez de la línea recta. Dígase que como hay muchos accidentes de tráfico todos ellos con consecuencias catastróficas, se procede a aumentar las medidas represivas, tanto a nivel administrativo como penal, para lograr el noble fin de que se reduzcan. Pero nuestra pregunta es también sencilla, ya que no puede ser de otra forma. Miren ustedes señores lectores, que de pronto hemos encontrado la panacea a nuestros problemas. La perfección del comportamiento humano a nivel privado como social, está al alcance de nuestras manos. Establezcamos la Pena de Muerte en acto sumarísimo e inmediato, para el culpable de cualquier accidente, de cualquier trasgresión de cualquier norma, y simplemente nos encontraremos con una sociedad modélica y perfecta. Claro, claro que corremos el riesgo de quedarnos sin ciudadanos y sin sociedad, es el peligro. Pero sobre el fin, ¿qué tienen que decirme ustedes?. Al menos ya no habría accidentes.

Es muy posible que todos estemos equivocados.

La manipulación a la que se ve sometida nuestra sociedad entre otras materias, la materia de tráfico, utiliza en primer lugar un sistemático mecanismo de desinformación, que se presenta por tanto como un paso previo y como un mecanismo irrenunciable y necesario, cara al siguiente paso, que es la persuasión sobre las políticas administrativas y de control.

Y con el control hemos topado. El control señores ha desbancado al dinero como sinónimo de poder. Si se ejerce el control, se ejerce el flujo de capitales, se ejerce el establecimiento de normas y su consiguiente ejecución. Pero dense cuenta, de que si se permite el ejercicio del control sin un contracontrol, simplemente estaremos dando nuestro beneplácito a la más cruel y sofisticada dictadura sobre los comportamientos y sobre las conductas, en definitiva nuestras vidas y destino lo pondremos en manos de quién sabe quien.

Ejemplos de lo anterior, nos los topamos a cada paso, a cada instante y segundo. Los políticos, discuten sobre una determinada Ley, y muchos de los propios diputados desconocen sus pormenores, pero sin embargo votan en uno u otro sentido, en aras a lo que se denomina “disciplina de partido”, lo que prueba que ellos mismos también están sujetos a la “dictadura del control” .

¿Cuántos ciudadanos han leído, una Ley, Reglamento o norma de que se trate?. Y más allá, ¿cuántos han descubierto en las Leyes y normas de que se trate despropósitos, sino desmanes intencionados tendentes a favorecer a un sector social?. Concretando más, ¡cuántos de ustedes se han leído la Constitución Española, y la Europea?. No digamos ya, cuántos ciudadanos han tratado de averiguar dónde está la trampa de cada Ley. La resignación ciudadana es evidente, “pero que trampa voy a hacer, si a mí ya me descuentan del sueldo”, incluso las haciendas te confeccionan una “predeclaración de la renta”, tal es el nivel de control alcanzado. Hablamos de la perfección sobre el control de la pasta, que genera el ciudadano en el día a día. Otros –dineros- se visten y camuflan de vanidad festiva, vanidad que se entreteja con galones de pasta dental en certámenes, eventos de moda y deportivos, vanidad de unos pocos que pretenden la representatividad de un pueblo sencillo y a veces mareado de tanta pobreza de espíritu, de tanto engaño y de tanta baratija. ¿Son los nuestros, políticos de saldo, sin escrúpulos ni visión del tiempo?, preguntémosles: ¿A qué juegan?, ¿A que nos juegan?

Pero más allá de leerse un determinado texto legal o norma de que se trate, ¿cuántos ciudadanos son capaces de comprender lo que están leyendo?. Pongamos el ejemplo de la superabundante normativa en materia de suelo y de construcción, y nos preguntamos: ¿A quién van dirigidos tales textos: -al ciudadano normal, o por el contrario –al técnico o abogado?. Incluso la forma en que se redactan los textos legales, hacen que el ciudadano esté más indefenso, y precise sin lugar a dudas de la intervención de un técnico, dígase abogado especialista en la materia, arquitecto, etc., que pueda explicarle de forma sencilla, lo que se puede o no hacer.

Históricamente, el error de los pueblos y sociedades no ha sido otro, que el de delegar el control de sus vidas, a un gobierno y a un estado. De lo contrario muchas guerras y calamidades sin duda se hubieran evitado.

Es la capacidad de persuadir, que se presenta como si de un supremo don de dioses se tratara, ¡y encima, algunos se declaran ateos y escépticos!. Y tras la persuasión, sólo nos queda el silencio y anomia de nuestras conciencias, lo que no es otra cosa que la elección de un estado y rango de aceptación de una asumida esclavitud cada vez más refinada y cruel, pues conlleva la pérdida de la confianza, la pérdida de la esperanza, y la discordia entre todos, el establecimiento de “El Babel” moderno, donde parece que sólo podemos guarecernos en sótanos de mil llaves, y donde unos pocos se empeñan en jugar a ser Dios, como antaño nuestros padres Adán y Eva, también lo intentasen. ¿Quién puede justificar el caótico sistema de leyes de nuestro País?, ¿Son realmente necesarias, tantas Leyes, Decretos, Ordenes, Instrucciones, etc., para vivir con normalidad el día a día, y tantas correcciones de Leyes, Decretos, Órdenes, etc.?. No es esta realidad ¿Un Babel para el ciudadano indefenso?. Entonces, ¿cómo no añorar al QUIJOTE del S. XXI?.

En esta insana paranoia que se nos avecina, tratan de controlar cualquier aspecto relacionado con la persona, así se tiende al control de las personas en su lugar de trabajo, controlándose sus ausencias bien para fumarse un pitillo, tiempo que sobra decirlo habrá de recuperarse. Pero señores del gobierno, ¿a qué esperan para ilegalizar el tabaco?.- Ustedes lectores, no tengan prisa que todo llegará. Pero no es ello todo, también se tiende a controlar las veces que una persona trabajadora se ausenta para ir al sanitario, y en todo caso lo interesante sobre la actividad laboral de una persona, brilla por su ausencia, como la cantidad y la calidad del trabajo, así como las aportaciones creativas que pudiera sumar a su haber.

Es así como el trabajo, tarea que debería de perfeccionar y dignificar al ser humano, se va a convertir en las sociedades modernas en un mecanismo de alienación, de humillación y de esclavitud refinada. Y para ello se utilizarán unos sistemas neuróticos de control, lo que se justificará bajo la manipulación de criterios como la eficacia y la eficiencia, conceptos que se aplicarán desde los procesos de obtención de las materias primas y sus transformaciones, y hasta la puesta en venta de cantidad de productos innecesarios. De forma que el ser humano ocupa un lugar secundario, primando el resultado de su acción sobre la materia, sobre la capacidad de transcendencia del propio ser humano.

Está llegando el tiempo en que cada ciudadano tendrá una ficha, la ficha de su vida en la que aparecerán datos como:

-cuántos vehículos y propiedades ha tenido,
-en qué lugar, día y hora ha estacionado cada uno de sus vehículos,
-cuántas veces ha asistido a ver al equipo de fútbol de su ciudad,
-en que empresas ha trabajo,
-sobre si ha sido dócil, -sobre sus hábitos de consumo de alimentos, vestido y placer,
-sobre si ha salido o no al extranjero y a qué países y con qué motivos,
-cuántas multas y sanciones ha tenido a lo largo de su vida,
-las visitas al médico y sus enfermedades, -sobre su afinidad y afiliación política (aunque es un aspecto poco relevante siempre y cuando esté afinado y afiliado), etc.

Pero, ¿y a quién le preocupa?, ¿a quién le preocupa que los antecedentes policiales, no se borren de oficio?. Todavía, ¿puede alguien creerse que la información que se genera sobre un ciudadano es destruida de oficio?, entonces ¿cuál es el fin de su almacenaje?. Pero, ¿y a quién le preocupa?.

Sobre todas las cosas, y sobre todo en una economía basada en la llamada economía de servicios donde el resultado muchas veces es ilusorio o estadístico, una vez establecida una determinada pauta laboral, el protocolo establecido tiende a su propia justificación en sí mismo, amparándose en la cada vez más importante y más sofisticada red de elementos de control, donde las aportaciones se perciben por los jefes como críticas, quedando prohibido aportar ideas, ya que estas son consideradas como agresiones al propio protocolo y al sistema de control. Y en todo caso, nos preguntamos, ¿no afecta esta situación a la dignidad del ser humano?, ¿no se está estableciendo la actividad laboral como un sistema que objetivamente tiende a la sumisión y degradación del propio ser humano?. Un ser humano que se ve indefenso y cada vez más sólo y alienado, sin esperanza de libertad.

Pero, ¿quién se beneficia de este actuar en materia de tráfico, no sólo en nuestro país, sino en los países de nuestro entorno?. Veamos, si se reducen los accidentes, las Compañías de Seguros aumentarán sus beneficios. Pero, ¿quién está detrás de las compañías de seguros?, ¿quizás los bancos?. ¿Deja esto entrever algo, la realidad de lo que tratamos?.
Claro que es entre las empresas privadas, la banca la que financia de forma irregular a los partidos políticos. Señores esto pasa en nuestro país.

En cuanto a la desinformación y manipulación, sobre los accidentes de tráfico, se emplean mecanismos visuales y auditivos que van dirigidos a los sentimientos y a las emociones. Una vez de tocado el corazón, parece que la mente se vuelve más vulnerable. Así, tras un accidente con víctimas mortales. Parte del drama generado se comunica mediante las imágenes de los telediarios. El tema de la victimación de los accidentes de tráfico, sin duda es algo muy grave y dramático. Pero es a través de este dramático sufrimiento que el estado lo utiliza para crear conciencia, pero no sólo ello, sino que genera el ambiente propicio para persuadir a la ciudadanía de la conveniencia de aumentar las cuantías de las multas. Y para ello utiliza hábilmente los medios de comunicación. Entonces se habla de las posibles causas de los accidentes pero sin profundizar en su problemática real, así se viene a considerar ciertos factores que favorecen la accidentabilidad, los índices de alcohol, la velocidad inadecuada, la distracción, etc. A continuación al de dos semanas se vuelve a informar de una campaña de implantación de controles específicos sobre el uso del cinturón de seguridad, sobre el consumo de alcohol, sobre la velocidad, etc.

Como resultado de este sistema establecido, y también por un afán de acercarnos a la Europa del Euro, se adecuan nuestras normativas a la de ciertos países de nuestro entorno. Se establece el “carné por puntos”, y de paso, se aumentan las cuantías económicas por infracciones al Código de la Circulación, algo que los ecónomos del gobierno saben muy bien, de forma que esta fuente de ingresos es tenida en cuenta cara a los Presupuestos Generales del Estado.

Una medida directa tendente a aumentar los impuestos, sería impopular, y posiblemente restaría votos. Pero he aquí la panacea, si los vehículos están distribuidos por la casi totalidad de la población, aumentando la cuantía de las multas, estas tenderán a repartirse de forma distributiva, con lo que el efecto, es similar al de un aumento de los impuestos, lo cual no se ha producido a un nivel técnico y directo, pero si en la práctica mediante el empleo de un subterfugio.

Si se trata de reeducar, pues reedúquese, y entonces no se aumenten las sanciones económicas. Ahora bien, si se trata de prescindir o abolir el Principio de Intervención Mínima de la Administración y de la Justicia, en este caso, lo que debe hacerse es tipificarse vía penal las conductas contrarias al reglamento de la Circulación, equiparándolas a la figura de delitos imprudentes con o sin resultados, o al homicidio en los grados de tentativa o frustración. Ahora bien, al infractor a la cárcel, y en dicha situación de privación de libertad, se le reeduca y rehabilita tal manda y se recoge en la Constitución Española.

Parece que de alguna forma hay que justificar este aumento monetario impositivo, por parte del nuestro y otros gobiernos, y se establecen los Cursos de Sensibilización y Reeducación Vial, pero ¡ojo!, que se pagan también ¡eh!. De forma que si una persona dispone de la disponibilidad económica de que se trate, para comprar combustible, también podrá hacer frente a nivel económico a esta nueva situación que se le avecina. Pero y si una persona necesita el Permiso de Conducción para su trabajo, para sacar adelante a su familia, y resulta que no tiene disponibilidades económicas. El Estado, le dirá que pida un crédito, y que aún a pesar de encontrarse superhipotecado, el sistema siempre le proporcionará otra nueva fuente de crédito, y entonces este hombre será libre de volver a conducir. Pero, ¿será libre como ciudadano?

El problema subyacente, radica en la imposibilidad de reeducar y rehabilitar a nuestros gobernantes, esto es algo que no se recoge de forma explícita en nuestro ordenamiento. ¿Cómo siquiera plantear dicha hipótesis?, si nuestros gobernantes, nuestros líderes y si nuestro sistema judicial se han arropado de una vanidad tan extrema que parecen estar ubicados en el umbral de la máxima perfección humana y divina. Les invito, con las reservas y precauciones debidas, que indaguen en Internet sobre las “voces” (y similares):

Corrupción en España
Corrupción en los partidos políticos

¿Pero saben bien los miembros de los gobiernos todos, cuánto cuesta un Euro? Bendito el precio de los artículos que comprábamos con la añorada Peseta.

A través de la Ley 17/2005, de 19 de julio, por la que se regula el permiso y la licencia de conducción por puntos y se modifica el texto articulado de la ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial (BOE de 29), y su posterior desarrollo mediante la ORDEN INT/2596/2005, de 28 de julio, por la que se regulan los cursos de sensibilización y reeducación vial para los titulares de un permiso o licencia de conducción, se determina la forma en que a una persona se le va a retirar el Permiso de Conducción, y la forma de recuperarlo.

¿Hay alguien que pueda creerse que los cursos se sensibilización y reeducación vial son producto de un convencimiento por parte del gobierno, para corregir ciertas conductas relacionadas con la seguridad vial?.

Realmente todo suena a lo mismo, por una parte a un perfeccionamiento ilimitado del CONTROL (Teoría de GRAN HERMANO) lo que se hace mediante la desinformación y consiguiente manipulación, y segundo a la implantación de mecanismos recaudatorios. Los cursos de sensibilización y rehabilitación vial, se presentan como cortina de humo, como si el gobierno nos mandará un subliminal mensaje de: NO TE DAS CUENTA QUE ME PREOCUPO POR TI.

Cabe pensar que los consiguientes desarrollos irán tras el control de otro tipo de actividades, como las de arquitecto, pescador, hortelano, albañil, panadero, etc., donde cometiéndose un error en el desarrollo de su actividad, se le acabase, primero inhabilitando y segundo para volver a rehabilitarlo, debería de superar un nuevo examen. En esta tesitura, ¿quién se atrevería a trabajar en algo?. Y EL GOBIERNO SEGUIRÁ PREOCUPÁNDOSE POR NOSOTROS.

Quizás se establezcan, sino están ya establecidas, exámenes para ser ciudadanos libres. Pero mientras que el GRAN HERMANO se perfecciona, nosotros como DULCINEAS del S. XXI, estamos indefensos, ya que no sabemos en que parte del olvido se ha escondido nuestro defensor EL QUIJOTE del S. XXI, al que reivindicamos y reclamamos que vuelva de su sueño para abrirnos los ojos, con los que ver y desear la verdad de una realidad, que de ningún modo debería ser impuesta, y que cada vez es menos realidad.

Pero conductor hay que serlo, sino ¿cómo ir a tu trabajo?.- Pero claro en 20 ó 30 años, no sólo nos hemos hecho conductores una gran mayoría de los españoles, por efecto del desarrollo del país, sino más allá, por imperativo de necesidad, donde no sólo los lugares de trabajo de alejan de los lugares de residencia, sino que también los centros comerciales, donde se nos reserva un espacio de gran ruido (Traten de observar y percibir el ruido ambiental de los centros comerciales. Hay estudios en los que se relaciona la contaminación sonora con lesiones de corazón), donde poder degustar una hamburguesa cuya procedencia y procesos de fabricación se ignoran.

En las conclusiones de los diferentes certámenes –FORUM- que sobre Seguridad Vial, se celebran en Barcelona y en otros lugares, en casi todos por no decir en todos, se concluye que un factor necesario es la “reeducación”, más allá que las medidas coercitivas o de castigo. Pero nuestro gobierno aprovecha la ocasión para con la cortina de humo de la necesidad de un proceso reeducativo, aumentar las medidas coercitivas.

Pero es que los cursos de sensibilización y reeducación vial, establecidos mediante la ORDEN INT/2596/2005, de 28 de julio, por la que se regulan los cursos de sensibilización y reeducación vial para los titulares de un permiso o licencia de conducción, más se parecen a la obtención de una “cátedra” en materia de seguridad vial, que a justificar el fin que pretenden.

Pero como ustedes han de comprender el Sr. PERE NAVARRO, no es culpable de toda esta situación en apariencia idílica en muchos aspectos, y caótica en el fondo. El Sr. PERE NAVARRO, es víctima de la ignorancia que en muchos aspectos afecta a nuestra sociedad.

Sin duda que no ha de ser culpadle Sr. PERE NAVARRO, del afán recaudatorio por parte de la Administración, como tampoco ha de ser responsable de la situación de las dietas de los cargos públicos y políticos en la administración, ¿alguien sabe a cuánto ascienden estas partidas?. ¿Acaso no se les paga un sueldo, para que dispongan de una vivienda (o dos), para que se vistan y alimenten a su familia y a ellos mismos, para que además haya que pagárseles las dietas? ¿Y de qué dietas hablamos, cuál es su cuantía?. Pero es a través de la Ley 17/2005, de 19 de julio, por la que se regula el permiso y la licencia de conducción por puntos y se modifica el texto articulado de la ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial (BOE de 29), que no sólo se justifican y establecen los cursos de sensibilización y reeducación vial, con cuya sola asistencia y justificado nivel de aprovechamiento debería de ser suficiente, sino que hay que superar un examen, para de nuevo adquirir la condición de ciudadano-conductor, y claro el objetivo cumplido dado que esta situación resulta propicia para aumentar la capacidad recaudatoria. Como si el Estado Español, más que de un estado democrático moderno, se moviese por un añejo impulso FEUDAL, como si tratase de demostrar al resto del mundo lo bien aleccionada y persuadida que tiene a su ciudadanía.

Y luego, nos informarán en los medios de comunicación. Este año se han retirado tantas licencias de conducción, y a cambio se han rehabilitado a tantos conductores. Y llegaremos a la conclusión, de que pertenecemos a un estado que funciona.

Por tanto la reeducación y rehabilitación en materia de Seguridad Vial, ha de probarse de modo objetivo, para volver a conducir. Esto, ¿no tiene tintes de Anticonstitucionalidad?.- Pensemos en una persona privada de libertad, nuestra Constitución prevé que la privación de libertad va encaminada a la rehabilitación y reeducación, ¿quiere decir, que una vez cumplida la pena de privación de libertad, se debería objetivar con un examen el nivel de reeducación y de rehabilitación?. Y caso, de que dicha persona no se hubiera reeducado o rehabilitado, ¿tendría que seguir privado de libertad?, ¿quién sería el responsable, el propio Estado, o el penado?. ¿Qué opinan ustedes?.

Pero el Sr. PERE NAVARRO, hace lo que puede, la situación no es fácil para nadie, y menos para él. Esto lo debemos comprender, para tratar de analizar correctamente lo que está pasando. Nadie de ustedes ha de dudar de que el Sr. PERE NAVARRO, vive la situación de su país y en concreto la situación del tráfico con gran dolor y a veces con suma frustración por no lograrse un fin de semana sin accidentes. La solución es sencilla, PROHÍBASE CONDUCIR DURANTE TODO UN FIN DE SEMANA, así no habrá accidentes al menos durante un fin de semana.

Sin duda que el Sr. PERE NAVARRO, está en posesión de suficientes verdades y capacidades de obrar como lo hace, por lo demás, quizás no se le proporcionen los medios adecuados. Sólo es un Director de Tráfico, por encima de él, están los Ministerios, y claro en el Palacio nos hemos metido.

El Ministro LÓPEZ AGUILAR, titular de la cartera de Justicia, de motu propio, modifica de forma parcial la LEY DEL INDULTO, cuando anunciándolo de forma pública, lleva a la práctica, la salomónica decisión de no indultar a las personas condenadas por delitos contra la seguridad del tráfico. Ahora bien, no tiene reparos en indultar a personas condenadas por delitos contra la salud pública, indultando, aunque sea parcialmente, a personas con penas de mil millones y a ochos años de cárcel. Quizás alguien debería de acudir a ciertos cementerios y ver enterrados bajos las lápidas a muchos de nuestros jóvenes victimas de la droga. Quizás no estaría de más, ver al Sr. LÓPEZ AGUILAR, que hablase con las madres y padres de estos jóvenes, también víctimas de la continua e irremediable degradación física y moral de sus hijos, y con la única esperanza de que tras este mundo, Dios se apiade de nuestros hijos y de sus verdugos.

La LEY DEL INDULTO, no imposibilita la concesión de indultos a personas condenadas por delitos contra la seguridad del tráfico, ahora bien, el Sr. Ministro de Justicia LÓPEZ AGUILAR, modifica la por la vía de hecho, la LEY DEL INDULTO, y nadie se escandaliza por ello, como si la aplicación de la Ley en general fuera un patrimonio de uso particular. Aportamos, que la LEY DEL INDULTO sea derogada, o bien que las resoluciones negativas a las peticiones de indulto sean motivadas. Tratemos de garantizar que esta Ley, no sea jamás utilizada de forma subjetiva e injusta, de forma partidista y la posibilidad de aplicación de la misma de forma corrupta.

Hoy mismo, 21 de junio de 2006, leemos en DEIA, pág. Gizartea17: “Los delitos que atenten contra la seguridad vial no tendrán posibilidad de indulto”. Cabe preguntarse, ¿a quién beneficia la Ley del Indulto, a los ciudadanos, al Gobierno, a S.M. El Rey?.- Pues que buenos que son, el Gobierno y S.M. El Rey. Pero miren ustedes, hay quien puede pensar que la Ley del Indulto, sólo sirve a intereses del Gobierno de turno, para indultar a aquellas personas a modo de favores personales, ya que ni la concesión ni la negativa a la concesión del indulto son resoluciones motivadas, sino gratuitas. Con lo cual, aunque difícil de probar por otra parte, se podría pensar que nos encontrarnos en otra fase de corrupción. Por tanto para evitar malos entendidos a este respecto, proponemos que el Sr. Ministro de Justicia Sr. LOPEZ AGILAR, proceda a la abolición de la LEY DEL INDULTO, así tampoco se podrá indultar a las personas condenadas por ningún tipo de delito, incluidos los Delitos contra la Salud Pública. Y así, entraríamos en el establecimiento de una etapa de Ley del Talión, de que el que la hace, la paga.

Todo ello sería por nuestra seguridad. Y los argumentos que se reflejan en la carta fechada en Madrid Junio de 2006, y que tan amablemente remite a los domicilios de los españoles, el actual Ministro de Interior Sr. PEREZ RUBALCABA, con motivo de la puesta en escena de la denominada Ley por Puntos, serían válidos en cualquier lugar y circunstancia. Aprovechamos para recordar al Gobierno actual, que la contaminación también mata. Que la corrupción también produce injusticia y mata. Que la inseguridad laboral también mata. Y que la mentira y la manipulación, matan el alma.

Iniciado el camino, ¿se imaginan a dónde nos podría llevar nuestra seguridad?. Nuestra duda más relevante, respecto al actur del Gobierno en relación con la denominada LEY POR PUNTOS, no es otra de que si se trata de una Ley tan buena, tan justa y con tan nobles fines, como es la evitar víctimas en las carreteras españolas, ¿cómo es que se ha tardado un año para su puesta en marcha?. Entonces, las víctimas habidas en este largo año, tendrían derecho alguno a reclamar vía responsabilidad civil al actual Gobierno? ¿A qué se debe tamaña irresponsabilidad e inconciencia?.

Le invitamos desde aquí al Sr. Ministro de Justicia, y no dudamos que nos atenderá adecuadamente, para que haga pública la relación de indultos que se han concedido en nuestro país desde que ostenta la responsabilidad del Ministerio de Justicia, facilitando datos como:

tipo de delito
pena
clase de indulto parcial o total

También esperamos respuesta del Sr. Ministro de Justicia Sr. LOPEZ AGUILAR, sobre el tratamiento que va a darse a la corrupción en nuestro país. Cómo van a aplicarse las penas, sobre la forma de compensación a las víctimas directas e indirectas, y sobre si piensa o no conceder una amnistía, o hasta qué punto va a procederse a investigar. No dudamos que se investigará adecuadamente sobre el asunto, y de que no se camuflará o aplicará ningún tipo de perdón.

En esta tesitura, es donde se mueve el Sr. PERE NAVARRO.

El día en que los niños obedezcan a sus padres y educadores en un 100%, ya no tendremos niños, sino pequeños robots amorfos. El día en que los ciudadanos, acepten obedientes la realidad que sus gobernantes les imponen, ya no tendremos ciudadanos, sino que formaremos parte de una cultura robótica. Por tanto, los sindicatos ya no serán útiles y se abolirán, igualmente se abolirán las prácticas artísticas y la inventiva, ya no será necesaria la religión, ni la literatura. Lo asombroso de esta hipótesis de futuro, es que será de aplicación a los propios hijos de sus actuales valedores. Y la cultura en general, como fruto de la innovación, de la controversia, de la diferenciación, de las distintas visiones del mundo y de la existencia, desaparecerá. La cultura desaparecerá, también para los hijos de los hijos. Hasta que desaparecidas la ignorancia, la arrogancia y la vanidad, pueda el día amanecer con un sol renovado, con un sol revitalizado.

Tesitura difícil y complicada, en un país que se producen cosas como que El gobierno pacta una amnistía irregular con algunos grandes despachos de abogados [Fuente: El Confidencial, Madrid, Esp, 23sep05], y de ello nadie o casi nadie se entera. Quizás esta amnistía sea necesaria, pero desconocemos las razones por la que los medios de comunicación no se hicieron suficientemente eco de ella.
¿A qué espera nuestro gobierno de izquierdas, para una amnistía para los pobres y más desfavorecidos? ¿Hasta que umbral se piensa incrementar la población reclusa en nuestro país?.
Y metidos en tema de cárceles, ¿porqué no se le invita al Santo Padre BENEDICTO XVI, en su próximo viaje a nuestro país, a visitar una cárcel al azar, y a que dirija a los reclusos unas palabras de amor y de esperanza?. ¿No son también los presos y desheredados de este mundo, hijos de Dios?. Estas palabras de amor y de esperanza, también debería dirigírselas a nuestro gobierno, para que comprensa el significado de la justicia, el significado de la verdad y el valor de su búsqueda.
Claro que en un estado que se define democrático, pero funciona cada vez más parecidamente a un estado FEUDAL, ¿cómo soñar que se pueda producir una amnistía a los conductores?. Una amnistía a los pobres, que de forma sistémica y traumática engrosan las estadísticas carcelarias.
Seguro que el OJO de GRAN HERMANO, sigue creciendo en estos momentos en nuestro país, les voy a adelantar lo que sucederá en el futuro próximo cuando las condiciones económicas sean favorables y no duden de que lo serán:
Se implantarán tacógrafos en los turismos.
Se obligará a justificar el estacionamiento de cada turismo identificado, mediante pago (esto ya es una realidad). De esta forma GRAN HERMANO, conocerá que el ciudadano X no sólo se comporta adecuadamente, sino que puede preguntarse, ¿porqué ha aparcado a esa hora y en esa calle?
Se implantarán chips en las personas y GPS en los vehículos, de forma que la DGT dispondrán de la localización y velocidad de cada turismo en un momento dado y del conductor y ocupantes del vehículo, y podrá preguntarse ¿porqué viajan en esa dirección?, ¿porqué van juntas, qué relación hay entre ellas?. Posteriormente se tratará de averiguar de qué coño hablaban?. La sanción de que se trate la remitirán al domicilio del conductor, sin posibilidad de alegaciones, dado que ha sido verificada vía Satélite.
Se prohibirá hablar al conductor de cualquier turismo, y especialmente a las mujeres, ya que parece ser que hay estudios de que la voz femenina agota mucho al cerebro masculino.
Igualmente se prohibirá escuchar la radio y fumar en el interior de los vehículos.
Para ese entonces, se habrá creado la figura del SUPERDIRECTOR NACIONAL.
El Sr, PERE NAVARRO, será el primer SUPERDIRECTOR NACIONAL,
Algunas de entre otras, de las funciones del SUPERDIRECTOR NACIONAL, serán:
DIRECTOR DE COMPORTAMIENTOS CIUDADANOS.-Vigilar que ningún ciudadano se pase ni repase.
DIRECTOR DE TRÁFICO.- Se encargará de cambiar el reglamento sancionador en materia de tráfico. De forma que las denuncias no podrán ser recurridas, en base a que por algo se habrán formulado. Este asunto está en vías de desarrollo, y se llevará a la práctica mediante un subterfugios.
DIRECTOR DE INMIGRACIÓN.-Tender y controlar el tráfico ilegal de ciudadanos del mundo que viajen en “cayucos sin autorización”. Ya que al menos deberán viajar en Carabelas como la de Colón. Persuadir a los inmigrantes para que no inmigren a nuestro país, ya que nos crean problemas de abastecimientos.
DIRECTOR CONTRA EL TRÁFICO DE DROGAS.-Atender y controlar, a los que trasladen o tengan depósitos de sustancias ilegales con cualquier fin, haciendo o no uso y consumo de drogas. Se establecerán anuncios con la lista de productos prohibidos. Sobra decir que se prohibirá la fabricación de orujo por medios artesanales.
DIRECTOR DE LA BUENA PRÁCTICA POLÍTICA.-Justificar la no implantación de una nueva LEY en ciernes (por establecerse, y que nunca la veremos hecha realidad), sobre la financiación de los Partidos Políticos. Promover una Amnistía a los Partidos Políticos que hayan delinquido en materia de financiación de los mismos.
DIRECTOR SOBRE CONTROL ECONOMICO DE PERSONAS ILUSTRES.-Justificar los casos en los que no proceda vigilar y controlar, los patrimonios de los cargos electos y públicos, así como de la judicatura, según la Ley (que habrá de establecerse, y que igualmente tampoco veremos). En u caso proponer el aumento de sueldos.
DIRECTOR DE CONTROL SOBRE EL BLANQUEO DE CAPITALES.- Perseguir y evitar los delitos de tipo económico. Y justificar las excepciones. Promover la creación de una Entidad Financiera Estatal, para que los dineros negros de autorregularicen sin necesidad de más investigación. –Oiga Sr. Gobierno, yo tengo dinero negro, -Bueno pues ingréselo en la Entidad Financiera Estatal, porque ya sabe que al cabo de dos días podrá transferirlos a la cuenta bancaria que desee.´-Gracias Sr. Gobierno.
DIRECTOR ANTIDOPING.-Vigilar y controlar si los cargos electos y públicos, se dopan, en cumplimiento de una nueva LEY, aunque lo vemos también improbable. Y ello, porque son los que toman decisiones importantes que afectan a la vida de los ciudadanos e incluso pueden levar al país a la guerra. En todo caso justificar ante la opinión pública las excepciones.
DIRECTOR CONTRA LA ACCIDENTABILIDAD LABORAL.- Controlar las medidas de seguridad e higiene en el trabajo, cara a disminuir la accidentabilidad laboral. Salvo que ello cuestione los beneficios de las empresas y ponga en peligro la causa justa de financiación de los partidos políticos a través de las donaciones privadas. Se prohibirá ver la tele a los currelas, a partir de una determinada hora, así como trasnochar, lo cual lo comprobarán los serenos y las policías. El Chips que llevarán las personas transmitirán vía satélite las pulsaciones mismas, de forma que pueda determinarse en qué fase del sueño se encuentra. Este informe lo tendrá su Jefe Laboral a primera hora de la mañana cuando entre a trabajar, pudiendo ser motivo de sanciones disciplinarias.
DIRECTOR ECOLÓGICO.- Controlar los vertidos tóxicos y la contaminación ambiental, con el fin de reducir tales males, cuales Jinetes del Apocalipsis, y dado, que según estudios la contaminación triplica el numero de muertes en carretera. Salvo que con ello no se interfiera en los beneficios de la banca, que habrá por su parte de financiar al estado en construcción.
DIRECTOR DE CONDUCTAS INCÍVICAS.- Controlar y perseguir conductas incívicas como tirar queriendo o sin querer papeles a la vía pública. En texto de la “conducta cívica” de obligado cumplimiento se enseñará en las escuelas y en las universidades. Se prohibirá escupir, en la vía pública y en los terrenos de juego, por cuanto tiene de incitación a conductas incívicas.
DIRECTOR FARMACOLÓGICO.- Dirigir el Centro Nacional de consumo individual de antidepresivos, barbitúricos, ansiolíticos etc., y sobre la obligación de ingerirlos.
DIRECTOR DE CONTROL DEL PATRIMONIO PRIVADO.-Controlar para que nadie se pase, en cuanto a la acumulación excesiva de patrimonios privados (a excepción de las empresas colaboradoras o integradas en multinacionales), que a partir de cierta cantidad, será obligatorio donar al estado una cierta minuta, bien en forma de contribución a las arcas del estado, bien a aumentar el patrimonio de los partidos políticos.
A medida que el OJO de GRAN HERMANO, mediante la tarea del SUPERDIRECTOR NACIONAL, se vaya perfeccionando, los ciudadanos habremos realizado ni se sabe cuantos cursos de sensibilización y reeducación. Pero llegados a un determinado punto, el problema que se planteará será que no habrá suficientes cárceles en todo el estado, para encarcelar a los ciudadanos incívicos e indomables. Entonces se establecerá como cárcel, a todo el territorio nacional, por donde se podrá circular y casi hacer las cosas que se desee, pero sin REINCIDIR ya que siempre estaremos vigilados, dado que se establecera un nuevo status y condición de ciudadano-preso, y víctima de si mismo y de sus actos contra el estado se le impondrá una pulsera de diferentes colores en función de su agresión al estado, la pulsera se denominará la PULSERA de la ESPERANZA AGUIRRE.
Entonces habrá dos tipos de ciudadanos los buenos y los malos, donde se prohibirá hablar a los poetas sobre la vocación de trascendencia del ser humano. ¿OS SUENA DE ALGO?
En este estado idílico, se prohibirá por todos los medios el resurgimiento de EL QUIJOTE del S. XXI.
Últimamente hay quién le ha visto, combatir perpetrado con su lanza contra los humos de la contaminación,
-Cobarde enemigo invisible que aturdes el entendimiento, no huyas cual genio encantado, enfréntate en justa lid, de igual a igual. No hagas que desespere en mi afán de justicia. Pues he prometido a mi amada un mundo libre de impurezas.
Otros dicen que batallaba tan incansable como impotente, contra las urbanizaciones y sus desmadres y que gritaba:
-¿Dónde los campos de antaño, en los que pasear con mi amada?, ¡buitres! buitres y monstruos de discordia. ¡Genios inmundos, dónde os escondéis, dad la cara como hombres?.
Cuando desfallecido se adormilaba, le asaltaban pesadillas donde las arenas del desierto crecían y se transformaban en chabolas y chalecillos, obstruyendo los pasos con los que atajar el camino hacia el Toboso, las fuentes con las que recobraba el ánimo y la esperanza no hace mucho, ya no estaban y en su lugar corrían ríos podridos de azufre.
Otros dicen, haberlo visto deambular con su jamelgo, por las autopistas colapsadas, como si se tratase de un loco endemoniado.
A la ciudadanía una vez de perdida su memoria histórica, se le implantará una nueva memoria y necesidades vitales. Será el momento en que las obras literarias de muchos autores como CERVANTES o BERTOLT BRECHT, se prohíban. Y donde los nuevos poetas como ecos del abismo sean asalariados del estado casi todopoderoso.
El momento en que todo esto empiece a desarrollarse de una forma sería, será cuando todo el estado esté inmerso en una situación caótica, debido a que previamente lo habrán convertido en un país de fortuna, donde los no nacionales, se verán motivados a delinquir en nuestro país, dado que las leyes penales serán más bonancibles para ellos. El extranjero que delinca, no será privado de libertad, sino que será devuelto a su país de origen, país en el que habrá invertido el fruto de su previa actividad delictiva, durante el tiempo de su presencia en nuestro país, hasta ser detenido.
En esta situación ¿cómo se puede culpar al Sr. PERE NAVARRO?
El Sr. PERE NAVARRO, simplemente es otra víctima, al igual que sus y nuestros descendientes lo serán en el futuro, que ignorarán de que hablamos cuando les recordemos si aún nos queda algo de memoria, lo que era comer una manzana y beber una cerveza, o sobre el aroma de los atardeceres, sobre la libertad del Seiscientos y de la Vespa, y sobre el amor.
El Sr. PERE NAVARRO, dice que tiene pocos Guardias Civiles en la Agrupación de Tráfico, y que los que tiene, como que no le trabajan como todo lo bien y como con toda la diligencia debida. Seguramente está mal informado.
Respecto a la Guardia Civil: (Haber cuando se desmilitariza, “una guardia que es civil”, ¿cómo puede ser militar, cuando por otra parte a los que si son militares, se les asignan tareas civiles y de paz?.
Todo se debe a un error, al Sr. PERE NAVARRO, no le han informado de que en el Estado, su Estado que tanto ama y al que tanto sirve, no sería posible la vida en sociedad, precisamente sin la Guardia Civil, y sin las otras policías de rango operacional estatal, autonómico y local. Porque ¿quién iba a obedecer sus órdenes en materia de Tráfico, aunque fuera con la lógica imperfección humana?. Cuando un Juez determinara la prisión de un ciudadano condenado, ¿quién le iba a trasladar a la cárcel, acaso el propio Juez?. Ni el Sr. PERE NAVARRO ni los jueces serían nada, en nuestro caótico sistema a nivel jurídico legal, sin la intervención de la Guardia Civil y de las otras policías, serían simplemente personajes de tebeo, serían voces clamando en la nada, o clamando al viento de la nada, encima de una banqueta en el centro de una plaza vacía. Posiblemente hasta acabarían encerrados.
Y nos seguirán diciendo que la soberanía y el poder reside en el pueblo, y como en la copla recitaremos:
CADA VEZ QUE DICEN PATRIA
PIENSO EN EL PUEBLO
Y ME PONGO A TEMBLAR
Dedicado a quién interese, aunque crea que no le repercute. No sea que el paso de un día a otro, suceda como un espejismo ajeno a nuestras vidas, a nuestras responsabilidades.

CONTRALAZOS


21 junio 2006

M. O. -

Las cosas antiguas... Qué verdad. Desmemoria y licencia, porque en el mismo párrafo, algo más arriba, aparece incesante y no era cosa de repetir. Salvo intercambiarlos y decirle insaciable a Pere que... no sé. Puede ser.

Gonzalo -

Lo del onanismo era \"vicio solitario e incesante\"...
Que no nos acordamos ya de las cosas antiguas...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres