Blogia
Somniloquios

Bush pierde el invicto

Bush pierde el invicto


La noticia venía casi en los márgenes del diario, pero a mí me pareció la mejor historia del fin de semana: el pasado sábado, Dick Cheney fue oficialmente presidente de los Estados Unidos por espacio de dos horas y cinco minutos. ¿Por qué? Porque a George W. Bush le reventaron el invicto. ¿Y eso, diréis? Lo explico: en esas dos horas y cinco minutos, Bush fue sometido a una colonoscopia. Le subieron río arriba una camarita por ese orificio por el que el hombre entrega su condición. Éste no fue el caso: a Bush lo obligaron. Cautivo y desarmado, ofreció sus nalgas al equipo médico y éste encontró y liberó cinco pólipos, tamaño un centímetro, que Mr. President tenía alojados allá donde la luz eléctrica no llega. Además benignos, los muy cabrones: "Esperábamos encontrarlos ahí", señaló uno de los médicos, con ese sobrador optimismo a posteriori con el que suelen expresarse los yankees. Pese a la humillación que conlleva tumbarse boca abajo frente a la severa mirada facultativa (lo dice quien lo ha vivido), Doble Uve Bush salió la mar de animado. Roto el invicto, pero aún presidente y con dos cojones. Mientras el hombre de América superaba el trance, su esposa, Laura, celebraba el cumpleaños de su señora madre en la localidad tejana de Midland. Es lo que tiene el matrimonio...

¿Y si algo hubiera sucedido en esas dos horas y cinco minutos? Algo trascendente para los Estados Unidos: Un 11-S, la caída del Muro de Berlín, la invasión de Bahía Cochinos, la victoria de los Yankees en las World Series, el primer partido de Beckham en Los Angeles Galaxy... ¿Estaría Cheney preparado para asumir el mando de la primera potencia del mundo? Puedo tranquilizaros: Cheney ya lo ha hecho antes. En 2002, George W. Bush ya le transfirió el poder por espacio de dos horas y cuarto. ¿El motivo? En esas fechas perdió por primera vez el invicto. Dígase, se sometió a su primera colonoscopia. Hay algo en ese intestino que no y no... ¿Le acompañó su señora esposa en aquella ocasión? Puede ser. La crónica no lo aclara. Queremos concluir de modo generoso que, vista una cámara que le entra por la puerta del jardín a tu esposo, vistas todas las cámaras que hubieran de entrarle por la puerta del jardín a tu esposo. Vale más mirar la tele con la abuela o soplar las velas que hacer espeleología en un monitor médico.

Lo que más me gustó de la noticia fue el proceso de cesión del poder (dado que no explicaban en detalle el de cesión del invicto, que llamaba al reportaje humano y el testimonio). Copio directamente de la crónica de ABC: "Como manda la Constitución de los Estados Unidos, si el gobernante es anestesiado para una intervención médica, el vicepresidente asume el poder presidencial hasta la recuperación del presidente. La enmienda constitucional, aprobada en 1967, ordena que el presidente traspase sus poderes al vicepresidente mientras está en situación de incapacidad transitoria". Y así lo hizo Doble Uve Bush. Entre el enema y la anestesia reunió fuerzas, respiró hondo, y con toda la prosopopeya y claridad de ideas que fue capaz de convocar en su mente de estadista (!) firmó sendas cartas dirigidas al presidente provisional del Senado, Robert Byrd, y a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en las que indicaba la transferencia de poder. Si hubiera tenido los huevos de Paquirri, hubiera dicho: "Doctor, la corná tiene dos trayectorias, una pa'dentro y otra pa'fuera. Todos tranquilos. Meta el bicho hasta donde le dé el cable y lo demás está en sus manos". En lugar de eso, y mientras los doctores le relajaban artificialmente el territorio esfínter, Bush apretó los labios como se ve en la foto y un propio llamado Scott Stanzel anunció con seriedad a la prensa: "La colonoscopia rutinaria ha comenzado". Ah, la dulce rutina... Si los periodistas americanos no se descojonaron, es que no tienen sangre o son muy tristes.

Cheney asumió el poder desde su residencia en la Bahía de Chesapeake, en las cercanías de la capital estadounidense. Volvemos a la crónica, que es imperdible: "El poder estuvo en manos de Cheney dos horas y cinco minutos, explicó posteriormente Stanzel, quien agregó que la operación duró sólo media hora, y que el presidente recuperó el poder a las 09.21 hora local (13.21 GMT). El final de la transferencia de poder provisional a Cheney se produjo con el envío de otras cartas a Byrd y Pelosi, en las que les explicó que volvía a asumir el poder". Magnífico.

Por arcano y costumbre, concluimos que Dick Cheney llegará a presidente de los Estados Unidos, tarde o temprano. La noticia agregaba que el padre de Doble Uve, el señor George Bush Sr., también en su momento había asumido el poder como el que toma un supositorio, por vía rectal: se lo cedió el inefable Ronald Reagan, ultrajado en su día en el quirófano por causa idéntica a la de Doble Uve. Como es sabido, Reagan no necesitaba colonoscopias para pasar la vara de mando: acostumbraba a delegar el gobierno efectivo del país en su esposa Nancy, con la misma alegría y desenfado con la que lo hubiera hecho un babuino de culo rojo. Precisamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Mornat -

Sólo puedo decir que el club me negó ayer mismo cualquier intención de ficharlo. Está claro que Santa Cruz quiere venir. A lo mejor si lo desea muy fuerte, los convence... Pero lo veo imposible.
Abrazos

PaKo -

Mario, tu que sigues la actualidad del Real Zaragoza y tienes tus contactos. En GOAL.COM (.goal.com/es/Default.aspx) dan por cerrado el acuerdo entre el Real Zaragoza y Roque Santa Cruz lo que supone la marcha de Óscar y afrontar con garantías 3 competiciones.

Lo dan por hecho en la blogosfera, en los foros, en Paraguay y además se reconoce el interés por el jugador en la propia página web de Roque Santa Cruz.

¿Qué tiene esto de verdad?

Gracias crack. A ver cuando te vemos en el AJAX. XD.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gonzalo -

Bueno Mario, debes tener en cuenta que se nos acerca la hora también a nosotros de ceder el invicto. A no ser que avance mucho la medicina y se nos pueda explorar "el invicto" por "Interné"

Mornat -

Esa era la otra posibilidad que contemplé, pero luego dije: no puede ser más peligroso tener dos horas a Cheney que Bush a tiempo completo. Y lo indulté de la hipótesis.

davicius -

¡Buena crónica de la intervención! Aunque lo verdaderamente noticiable del asunto es que en esas dos horas y cuarto Dick Cheney no comenzara alguna guerra, invadiera algún país o aprovechará para comrar unos misilitos a alguna de las empresas en las que ha sido directivo.... ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres