Blogia
Somniloquios

Ecos de victoria

Ecos de victoria

 

Dijo Frank Rijkaard:

"Dedico esta victoria al sentido común".

Dijo José Luis Rodríguez Zapatero:

"Ganar una Champions es como ganar unas elecciones".

Viendo las dos frase digo yo: ¿No debería Rijkaard dirigir un país y Zapatero algún equipo de fútbol, si acaso? El filial de la Cultural Leonesa o algo así...

 

[Foto: Traigo a Larsson como homenaje a los secundarios de lujo: por su extraordinaria y amplísima comprensión de lo que es el juego del fútbol. Lo teníamos por un goleador, lo cual no es sencillo pero sí insuficiente para definirlo. "¿Qué ha hecho todos estos años Larsson en el Celtic de Glasgow?". La reflexión la hizo Alfonso Reyes, fotógrafo de AS con nombre de poeta power forward, obsesivo (per)seguidor del fútbol y la belleza de una imagen en todas sus formas. Supongo que el mundo es un terrible escenario de desórdenes, Alfonso. Para mí, estrictamente, lo demuestran las frases de arriba.]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

S04726784500025#25 -

jlacu1@yahoo.es

M. O. -

Por alusiones... gracias por el entusiasmo a Parco y el Virrey, generales de división a los que uno llevaría a cualquier batalla periodística. Afortunadamente se acaba este secuestro de una década y lo que viene, aun con el escepticismo y la precaución debidos, tiene buena pinta. Supongo que tendré que colgar el agradecido análisis porque nos hemos pasado de un tema a otro con suma facilidad.
LoJ: lo tengo decidido. Salvo que se presente Rijkaard, en las próximas elecciones tampoco voto. O que te presentes tú, claro. Ahí rompo mi perenne silencio electoral y voy el primero con el dni entre los dientes.

Virrey -

Anoche, en la claridad ilusoria de una barra, Parco y yo quisimos acercarnos a tu reflexión publicada hoy siempre, claro, con menos facilidad. Por desgracia, el Zaragoza es un club al que le relajé mi aprecio hace tiempo y dudo que sea capaz de encenderlo de nuevo. Hoy he puesto en circulación un sms entre los íntimos que decía algo parecido a: Se venden ídolos a precio de figuritas. Vender a Cani es una mano de piedra al hígado, hacerlo por 8'5 millones de euros suena a último clavo en el ataud.
La posdata del mensaje es trágica, como el presente de una entidad apocada, huérfana y anoréxica, impropia de los afectos que, no se sabe bien cómo, aún es capaz de generar.
"Me desangro entre tanto navajazo", se despedía aquel mensaje. Ojalá algún día amanezcan días felices en el Real Zaragoza, tengo la certeza de que si lo hacen serán por la guardia y el cariño de dos zaragocistas mayúsculos, Ornat y Ferrer. GRACIAS, AMIGOS

lorena -

...es que, además, se puede no tener sentido común y hacer esa comparación...
pero tocarle los cojones al sentido común ya es más grave. y con esa frase, lo hace.

Parco -

Mario, sólo quiero darte las gracias por el análisis que haces hoy en As. Es la ostia, dicho pronto y mal. En determinados cubículos, como puedes suponer, el aire escuece...

M. O. -

Celebro ese recuerdo algo difuso, algo beodo. Entre los grandes partidos que en su momento no vi están clásicos como el Inglaterra-Argentina del 86, el Italia-Brasil del 82, la semifinal Italia-Argentina del 90... Y también otros que se han hecho míticos para el Zaragoza: la eliminatoria completa con el Feyenoord en la Recopa y el partido ida con el Chelsea. Vivía en Londres. Lo escuché por el servicio exterior de Radio Nacional en el sótano de un hotel en el que trabajaba, mientras repartía bandejas por las habitaciones. Estuve en Stamford Bridge y también en París.

jcuartero -

Me enamoré del juego de Larsson cuando vi un poco bebido, tras una fiesta universitaria, el partido de Zaragoza contra el Feyernord. Un sueco imposible, con pelos jamaicanos y alma brasileña.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres