Blogia
Somniloquios

Shoe Terror


Anotaciones:

1) Buena esquiva de Doble Uve: sin mover los pies del suelo, apenas se ladea un tanto hacia su colega iraquí y evita el proyectil.

2) Wishful Thinking: si en lugar de Doble Uve ahí está el robótico McCain, lo retrata seguro. De Obama no sabemos: sospechamos que, visto de canto, Obama desaparece, lo cual es muy conveniente para un mandatario. A Aznar le hubiera pasado por arriba. A Zapatero le hubiera dado en la mano porque estaría moviendo los brazos seguro. Es un presidente de mucho mover los brazos y las manos, lo que acostumbra a ser un signo de vaciedad discursiva: he visto yo directores adjuntos que hacían mucho aire con las extremidades. La otra posibilidad es que Zapatero estuviera con las manicas bajo los puños de la camisa, gesto que le gusta mucho y le sale sin querer.

3) Los diarios españoles titularon: "Iraq despide a Bush a zapatazos". Una sinécdoque de libro, muy lograda y habitual. La NBC, de la que proceden las imágenes, fue a los hechos... o casi. Su epígrafe reparte méritos entre el agresor y la habilidad corporal de Doble Uve: "El presidente Bush, obligado a esquivar los zapatos que le lanzó un periodista iraquí". Como se ve, la realidad incluye muchos puntos de vista.

3) ¿Qué le hubiera pasado al periodista si los zapatos se los tira al finado Saddam?

4) Según la lógica medieval de la Ley del Talión o como se llame, ¿sería condenado a esquivar un par de zapatos?

5) Respecto al segundo zapato, Doble Uve no lo esquiva sino que apenas se mueve y levanta el antebrazo derecho para protegerse, como si fuera Batman. Es emotivo el gesto de Nuri al Maliki, el primer ministro de Irak, que hace como un amago incompleto de intentar cazar el zapato al vuelo.

6) Una vez lanzado el segundo zapato, surge de la segunda fila un tipo de seguridad de pelo entrecano que se va a situar junto a Doble Uve y éste le hace un gesto como diciendo: "Tate ahí que está todo controlado". Si llegan tarde a dos zapatos, a qué hora llegarían a un balazo...

7) ¿Será por esto que los musulmanes se quitan los zapatos antes de entrar a sus templos?

8) Declaración posterior de Doble Uve: "Todo lo que puedo decirles es que era un 43".

9) Reflexión periodística de Arcadi Espada sobre el zapatazo y acerca de la naturaleza de los diarios digitales: pinche aquí y verá París. 

10) El grito de Mountazer al-Zaïdi, el periodista de Al-Baghdadia que salió descalzo y apaleado de la rueda de prensa: "Ahí tienes tu beso de despedida, pedazo de perro". Es frase del año seguro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Parco -

Un director adjunto puede agitar tanto el aire con los brazos que hasta le da para ascender.
Cosas de la física...

millertime -

Esta situación, a parte de hacernos reír, me ha enseñado varias cosas:
- La primera es que Bush a pesar de contar con un coeficiente intelectual algo inferior a la media mantiene sus instintos naturales a pleno rendimiento, situación que le hace perfectamente válido para vivir el resto de sus días entre orangutanes en el Congo o para llegar a la vejez en un plácido rancho de Texas entre abundante ganado.
- La segunda es que cualquier situación, por compleja que parezca, puede resolverse a zapatazos. La seguridad no tendría que haber intervenido, sino que Bush (un americano como dios manda) debería haberse quitado sus zapatos y habérselos tirado al periodista… a ver quién ganaba. En caso de fallar los dos lanzamientos, una buena riña a la salida de la rueda de prensa para romper el empate no hubiese estado mal.
- La tercera es que no a todos los cerdos les llega su San Martín… algunos mueren plácidamente de viejos y después de haberse tirado a toda cerda que ha pasado por sus morros. Y es que Bush vivirá, y lo hará bien (porque a este a vividor le ganan pocos), algunos seguirán admirándole, lo justo para que no tenga que sentirse culpable por nada, y morirá habiendo tenido todas las facilidades para poder tener una vida satisfactoria. Porque si lo mínimo que le puede pasar es que le endiñen dos zapatazos en los morros y no le pasa…
- La cuarta es que el periodista no puede ser más desgraciado. El tío está detenido por tiempo indefinido en un lugar sin concretar, le han dado (y las que le darán) una paliza bien gorda, tiene pocos amigos (al parecer es comunista y está amenazado, además de por los yanquis, por unos cuantos grupos islamistas y los pro-Sadam), ha perdido los zapatos y no tiene puntería (lo que le imposibilita a pasar el resto de sus días entre orangutanes en el Congo).


Un saludo.

alex -

¿Y los profes? Ese tino para darte con el borrador aunque estés en la última fila y emboscado entre los abrigos que cuelgan de los percheros...

Per -

Y Buyo, enfadado, desde la portería le dio al árbitro en medio campo (en La Romareda). Eso sí, con el balón.

Mornat -

Ahí iba yo, ahí. A mí me hizo el cursillo de perfeccionamiento de natación un amigo de la familia que por aquellos días era portero del equipo de Helios de waterpolo. Se sentaba al borde de la piscina y, si nos veía ramonear en uno de los largos, sin levantarse largaba un chancletazo y nos acertaba nueve de cada diez. Hablamos de 10-15 metros de distancia. Seamos serios.

mañotico -

sólo puedo preguntar: ¿se puede fallar a esa distancia? Joder, que mi madre me acertaba de crío en todo lo largo del pasillo y en movimiento zigzageante (aprendido de los cómics de Hazañas Bélicas, of course, lo que ahora sería Generation Kill, de HBO).
Un saludo desde el exilio y enhorabuena por este blog, muy entretenido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres