Blogia
Somniloquios

El guepardo vence al hombre

El guepardo vence al hombre

El exhibicionismo de Shawn Crawford casa bien con su apodo, el ‘hombre guepardo’. También su actitud más o menos vanidosa, de macho Alfa de la carrera: como cuando disputó las primeras series de clasificación para los 100 metros con gafas de sol y una visera girada sobre la nuca. Ayer no había asomo de ligereza en su proceso de concentración para una prueba demorada por la insistencia del público griego en la protesta, a modo de homenaje a Kenteris. El blanco que soñó ser Pietro Mennea no estaba en pista, estaba en el sumidero del doping. Mientras el viejo Fredericks pedía calma a la grada, mientras Bernard Williams se reía guasón y sobrador, mientras Gatlin caminaba arriba y abajo con los ojos enrojecidos, igual que si estuviera a punto de echarse a llorar... Crawford permanecía con la mirada perdida.

Sabía que ésta era su prueba y no decepcionó. Lo obligaba su marca (el único finalista por debajo de 20 segundos) y su relativa decepción en los 100 metros. El triplete de Estados Unidos se inició en la curva, donde los americanos (Crawford, Williams, Gatlin) hicieron fila. A la salida, el guepardo atacó a los hombres y les sacó tres cuerpos en cuanto se puso derecho en la recta. Gatlin cedió la plata a Williams en el último golpe del pecho. Crawford marcó19.79, su mejor registro.

Ya está más cerca de aquellos 18.99 que un día prometió (el récord mundial son los estratosféricos 19.32 de Michael Johnson en Atlanta). En 100 habló de 9.72. Dijo aquello en aquellos días en que llegó a enfrentarse a una jirafa -y le ganó- o cuando perdió contra una cebra. Eso sí, al equino lo acusó de salida falsa.

Heraldo de Aragón, Agosto de 2004
www.heraldo.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres