Blogia
Somniloquios

Perry Mansor y amigos

Perry Mansor y amigos  

El hombre somniloquio se ha parapetado a medio camino de suave montaña y ancho mar, cerca de una frontera que no existe, con un equipo de supervivencia emocional que paso a detallar y someto a juicio, consideración o consejo de quienes tengan la curiosidad de interrogarlo. A saber:

  • Tres bañadores y siete camisetas (en ambos casos las cifras son aproximadas).
  • Un pantalón largo de algodón con muchos bolsillos.
  • Un pantalón corto de algodón con muchos bolsillos.
  • Un equipo completo de submarinismo (incluye gafas de ver de lejos con cristal al aire, y lentillas desechables).
  • El chico del periódico, estupenda novela de Pete Dexter, un tipo al que considero un paso por detrás de Richard Ford y varios por delante del decadente Paul Auster.
  • Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño.
  • La maldición de los Dain, de Dashiel Hammett.
  • El cuchillo, de Patricia Highsmith.
  • El asesinato del casino, de S.S. Van Dyne.
  • Una cuyo título no recuerdo (y no tengo ganas de levantarme a mirarlo), de P.D. James. Y, sobre todo, ...
  • ..seis o siete casos de Perry Mason, el genial abogado escrito por Erle Stanley Gardner. De lejos Perry Mansorrrr, que diría Chiquito, es el personaje del verano, como otras veces lo ha sido Sam Spade o Phillip Marlowe. Compré los libritos editados por Plaza&Janés en los años sesenta en la última feria del libro viejo. Me encantan. Están editados en tapa dura y con una sobrecubierta dibujada por un tal Álvaro. La letra tiene un ritmo tan desigual que parece que alguien se encargara de mecanografiar cada ejemplar.
  • Una bicicleta.
  • Unos binoculares.
  • Un mp3 cargado hasta las cejas, con cascos con reducción de sonido exterior, muy convenientes contra los niños que chapotean en la piscina, el oleaje, las conversaciones circundantes, los perros ladradores y la voz interior. Ayer leí que nunca hay que responder a la primera una voz que te llama por tu nombre: puede ser la muerte. Con mis noise reduction de Sony no hay tal posibilidad: si viene a buscarme la pálida, me encontrará ensordecido por Steve Earle, Patti Smith, Tanya Donelly, los Killers, Trembling Blue Stars, Neil Young, Tom Petty, los Traveling Wilburys, los Smiths, James o, más probablemente, alguno de los discos de Wilco que no oigo, sino rezo. Cuando oigo música, sólo quiero oír la música. Nada más.
  • Unos tapones de espuma, marca OtoTap, para los oídos: filosofía, la misma del noise reduction. Cuando uno sale de casa puede dar con un colchón desaprensivo o un muestrario de ruidos ajenos que incluyen desde Bisbal en una radio ilocalizable por las mañanas, a una colección de periquitos estridentes en el ventanal del otro lado. Por no hablar de los canes insomnes y las cotorras canoras de dos piernas que pasan el aspirador mientras ensayan coplas y gorgoritos. No conviene arriesgarse.
  • Grupo Salvaje, de Sam Peckinpah.
  • Carlito's Way y Scarface, dos maravillas de Brian de Palma.
  • El golpe, de George Roy Hill
  • La serie completa de The Office, versión inglesa.
  • Un concierto de James, otro de los Rolling Stones, la película I am trying to break my heart, documental sobre Wilco y el extenuante proceso de creación de su álbum Yankee Hotel Foxtrot, una colección de vídeos de New Order...
  • ...y, sobre todo, una antología de las grandiosas películas del trío Fernando Esteso/Andrés Pajares/Mariano Ozores, que incluye las siguientes joyas: La Lola nos lleva al huerto; El hijo del cura; El liguero mágico; Los Autonómicos; Los chulos; Cuatro mujeres y un lío; Qué tía la CIA... Todas coronadas por dos de sus más reconocidas y deshuevantes obras, contra las que apenas admito críticas sin cruzar los puños: Al este del oeste y Los liantes.

Si tenéis alguna sugerencia, es la hora de darla. Hasta que no acabe con todo no vuelvo. Lo advierto.

[Foto: Perry Mason y Della Street, su chispeante secretaria, en los papeles interpretados para la serie de TV por Raymond Burr y Barbara Hale].

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Harry Tuttle -

La primera media hora de 'Los liantes' es fundamental, una joya del séptimo arte, un must-have del descojone patrio. Luego la historia se viene abajo estrépitosamente, seamos sinceros, pero qué más da... "¡Es very fácil, miss!"

http://www.youtube.com/watch?v=bTvCZQFNRag

Mornat -

Si al menos fuera Toninho Cerezo... ¡Contratad a Perry Mansorrrrr, Puga!

puga -

puga? caminando sudoroso hacia el green del 17 recibo una señal casi divina. 'Déjame' suena en el IPOD. Dejo los palos en el caddy master y pillo la motico... Corono el Tibidabo y bajo hacia la ciudad. Afortunadamente, como mis padres decidieron en su día hacerse con los servicios de un ático en la calle Balmes, no necesito mucho callejeo por el centro turístico-cerdo de Barcelona. Cuando llego a casa sólo se me ocurre ponerme a ver 'bienvenido a casa', ua peli de David Trueba con la Pilar López de Ayala (amiga ¡! de Láinez) como protagonista. Enseguida creo que Pilar tiene una retirada a A., mi amiga zaragozana o jacetana, no sé. VOy al ordenador, me conecto al messenger y la veo allí. Me dice que por aki se han acordado de Paco Martínez-Soria. Me alegra que haya sido Mario, o alguno de sus fieles, qué más da. El abuelo lleva ya más de 25 años viendo los toros desde la barrera. En el centro de la plaza corretea un morlaco llamado Cerezo. Bonito nombre para un toro de lidia. Es bravo el bicho pero va a caer. Con la familia no se juega.

Mornat -

Miedo y asco en Las Vegas ya lo leí hace rato... no estaría mal releerlo, me divirtió mucho. En realidad, Hunter S. Thompson es uno de mis faros, si es que se puede considerar faro a alguien así de excesivo. Pero bastan las primeras líneas de su reportaje-novela Los Ángeles del Infierno para reclamarlo como referente de su escritura. Desde luego, no hablemos de sus reportajes periodísticos convencionales, si se pueden llamar así. Te recomiendo también su novela El diario del ron, sobre sus comienzos periodísticos en un salvaje paso por San Juan de Puerto Rico. Los Beat y los Doors están un poco más allá de mis preferencias. Si tengo que elegir, prefiero los Doors, desde luego. Antes que a cualquiera de los Beat reclamo al señor Truman Capote, con el que uno sí puede pasar un verano tranquilo en buena compañía.
Abrazos.

Soni -

Falta algún libro tipo "Miedo y Asco en las Vegas" de Hunter S. Thompson, o de la Generación Beat...y algún disco de los Doors. Además, sintonizar la radio que despide a los veteranos para escuchar mis estupendos reportajes...Jaja. Saludos hacia allá donde estés...

Mornat -

A ver, por partes. Nombré unos cuantos mepetreses que me vinieron a la cabeza sobre la marcha. Los que había oído esa tarde. Los de siempre, están siempre: el Album Blanco y el Sergeant Pepper's vinieron en el coche: doble audición completa y consecutiva en el trayecto. Además de la recopilación de lo mejor de Lennon en solitario y varios discos de Harrison también en su carrera post Beatles. A estas alturas no consideraría necesario justificarme al respecto, pero aun así lo hago para que no queden dudas. Respecto a Paco Martínez Soria, me pongo a sus pies y eso lo sabe cualquiera que me conozca. Para mí ya no es Paco Martínez Soria, sino el abuelo Puga... Pero esto lo explicaré en otro momento.
El estilo victoriano no es lo que más me gusta, aunque me gusta moderadamente Conan Doyle y mucho más los misterios de Chesterton o los relatos macabros de Stevenson. Pero tiro más al policiaco americano, que no hace tanto hincapié en la incógnita como en los personajes y los arquetipos. Eso es lo que más me divierte. Ese aire de cine negro en las novelas... Acepto gustoso las recomendaciones. Las anoto.
Abrazos

anon -

a cambio de "el cuchillo", -que no lo conocía, aunque me gusta mucho la patriciaH- te recomiendo la series de "The League of Gentlemen". No sé si la conoces, no sé si ha llegado a España. Si no, encárgalo YA.

Gonzalo -

Voy a echar mi cuarto a espadas.
Gracias a tu recopilatorio de Pajares/Esteso, dejas de ser el hombre somniloquio para pasar a ser el hombre ecléctico. Yo las cambiaría por alguna de Don Francisco Martínez Soria, pero bueno, allá tú.
De los mepetreses que comentas, ya te imaginas lo que te diría: no puedo evitarlo, que menos que el Álbum Blanco, hombre. Aunque sea sin el Revolution 9...
Con respecto a la novela policíaca, si eres amante del estilo que yo llamo "victoriano" (si has leído "Drácula" sabes cual es ese estilo), tienes al sempiterno Sherlock Holmes. Si buscases algo menos "suave", yo escogería alguna de las novelas protagonizadas por la forense Kay Scarpeta, de Patricia D. Cornwell.
Pero vamos, lo que yo me voy a llevar de vacaciones... Me da incluso pereza incluso pensarlo. En fin...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres