Blogia
Somniloquios

Dígaselo con flores

Dígaselo con flores

 

"Me van a venir a mí con flores, que no me cabe por el culo ni el pelo de una gamba".
(Luis, nada más pisar suelo alemán, cuando un miembro de la organización del Mundial trató de agasajarlo con un bouquet con los colores de España).

 

Cada vez estoy más convencido de que Luis Aragonés es lo más similar que podemos tener a un Bilardo. Sin su perversidad enfermiza, desde luego; a la española. Puede que sin esa maldita conciencia del personaje propio, que Bilardo alimenta de forma ventajista. Pero aun así el comportamiento de Luis Aragonés diverge cada vez más de lo real para aproximarse a la caricatura. Luis transita entre accesos relativos de locura, un costumbrismo carpetovetónico, su sinceridad castiza, una rara forma de sapiencia popular aplicada al aséptico mundo del fútbol de hoy y, desde luego, esa notoria heterodoxia argumental hecha de espacios vacíos. Es un tipo que se ha salido del tiempo, puede que a propósito, así que alternativamente nos dan ganas de avergonzarnos de él o de ir corriendo a darle un abrazo. Esta sección (El Mundial y tal...) viene a ser un homenaje a su verbo disperso. Mientras, hoy juega España. Aragonés se juega su angosto culo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Mario -

Gracias, Umaestef. Nos vemos en el exilio de las palabras, que es el único feliz.

umaestef -

Preguntalé a Jose Luis Violeta, ilustre jugador del Zaragoza y de la Selección española, su opinión sobre Luis Aragonés...y échate a un lado por si las moscas.je,je. En casa, en Torrero somos amigos de Violeta desde siempre nos ha comentado las andanzas de Luis Aragonés desde que era jugador. En el caso de Aragonés no es la edad, ha debido de estar bastante transtornado desde siempre. Enhorabuena por tu blog. Soy una aragonesa, futbolera y zaragocista en el exilio. Besos.

Mario -

Hombre, Alex. Si fuera maleducado pero un genio,se lo podríamos perdonar. Para mí el problema es que se trata de un seleccionador vulgar que, desde luego, sobrevive sólo porque la Prensa ha decidido que le caiga bien.Porque es madrileño, vaya, nada más. Desgraciadamente, los tópicos acerca de esta profesión son a veces ciertos. Aun así, por momentos me llega a hacer gracia. En el cambio de seleccionador yo me hubiera inclinado por el modelo alemán u holandés: un gran ex jugador todavía joven. Aire fresco. Pasar de Camacho a Luis me parece, en el fondo, no variar casi nada.

Jorge -

Jajaja! Me he descojonado muy mucho. Sublime análisis del Bilardo de Hortaleza

Alex -

No le des muchas vueltas, Mario. Luis es un maleducado, una de las muchas razones que le inhabilitaban para ocupar el puesto que ocupa. Pero no hay nada como tener buena prensa o que te llamen El Sabio para hipnotizar a la gente. En fin...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres