Blogia
Somniloquios

La hora oscura

La hora oscura

Ya no me apetece escribir sobre el partido de ayer. O anteayer. Lo que sea. Si acaso dejo la crónica del AS, que me parece suficiente, por honesta. Como un programador agotado o perezoso, sigo con los minutos musicales, esta vez con Creep, de Radiohead. El autodesprecio, visto desde una perspectiva romántica, tiene algo poético. Pero es una mierda. Esa lírica tramposa está bien contenida en esta canción de un grupo al que recibimos con los brazos abiertos y despedimos sacudiendo las cabezas. Después de Pablo Honey, The Bends y OK Computer (genialidad creciente), ¿quién es capaz de soportar la deconstrucción sonora de Kid A y Amnesiac? Seguro que los hay. Yo no. Creep permanece como himno de la hora oscura, cuando uno es incapaz de soportar el mundo y el mundo no lo soporta a uno. Por lo que yo sé, el mundo te abandona con un beso, un "no te quedes solo", el pelo recogido en una coleta y la maleta en la mano. El silencio que sigue al portazo se llama soledad. Dejo esta canción porque todos hemos debido tener una hora oscura alguna vez; y el que no la haya tenido, que se joda... porque no sabe lo que es la felicidad. Incluyo dos versiones que incorporan el desgarro creciente de Thom Yorke en la interpretación: la primera, acústica, con la guitarra elevando el trance y el soporte de ese montaje animado que me encanta; la segunda, una versión en directo en la que el muchacho de los ojos asimétricos parece cantar al borde mismo de un precipicio. Este tema es exactamente eso: la súplica definitiva antes del vuelo; el grito que intenta evitar sin esperanza que se cierre la puerta.

Creep (vídeo)
Creep (directo SummerSonic 2003)

When you were here before, couldn't look you in the eye
Antes, cuando estabas aquí, no podía mirarte a los ojos

You're just like an angel, your skin makes me cry
Eres como un ángel, tu piel me hace llorar

You float like a feather, in a beautiful world
Flotas como una pluma, en un mundo maravilloso

I wish I was special, you're so fuckin' special
Ojalá yo fuera especial, tú eres tan jodidamente especial...

But I'm a creep, I'm a weirdo
Pero yo soy un monstruo, soy un rarito

What the hell am I doin' here?
¿Qué coño estoy haciendo aquí?

I don't belong here
Si yo no pertenezco a este lugar...

I don't care if it hurts, I wanna have control
No me importa lo que duela, quiero tener el control

I want a perfect body, I want a perfect soul
Quiero un cuerpo perfecto, quiero un alma perfecta

I want you to notice when I'm not around
Quiero que te enteres cuando no estoy a tu lado

You're so fuckin' special, I wish I was special
Joder, eres tan especial, ojalá yo fuera especial

But I'm a creep, I'm a weirdo
Pero soy un monstruo, un raro

What the hell am I doin' here?
¿Qué coño estoy haciendo aquí?

I don't belong here, ohhhh, ohhhh
Si no pertenezco a este lugar, ohhhh

She's running out again
Ella se larga otra vez

She's running out
Se larga

She runs runs runs runs...
Se va, se va, se va, se va

Whatever makes you happy, whatever you want
Lo que sea que te haga feliz, lo que desees

You're so fuckin' special, I wish I was special
Eres tan jodidamente especial, ojalá yo lo fuera

But I'm a creep, I'm a weirdo
Pero soy un monstruo, un rarito

What the hell am I doin' here?
Qué coño estoy haciendo aquí?

I don't belong here...
Si yo no pertenezco a este lugar...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Dominic -

no se que yo sepa "creep" tiene multiples interpretaciones habla sobre la historia de un chavo sumiso timido
que se siente erxtraño,"raro" y por ese motivo no se atreve a declarar su amor a una chica que el considra como un ángel .El mismo Tom Yorke declaro que la letra habla sobre un hombre borracho que intenta llamar la atencion de la mujer por la que siente atraido persiguiendola por todas partes .La cancion en si es envolvente enriquecida con unos sorpresivos riffs de guitarra que le dan una atmosfera oscura acompañado con la extraordinaria voz de Tom Yorke que va desde un simple susurro hasta la intensidad
extrema con un estilo unico que te hipnotiza quedando sucumbido bajo el hechizo de sus lineas melodicas.Cuando uno escucha esta cancion se ve envuelto en un extasis musical.

Mario -

Esto me hace acordarme de cuando el gordo Barkley se hartó de ser "un modelo" para los niños y dijo algo así como: "Oiga, yo sólo juego al baloncesto: a sus hijos edúquenlos ustedes...". Gran fenómeno. Me alegra haber correspondido al interés que te suscitaron las crónicas. Gracias por venir y volver. Con leerme "de vez en cuando" creo que será suficiente: con Borges, Bioy, Cortázar, Stevenson, Mark Twain, Kafka o Chesterton rondando por las bibliotecas, ese "de vez en cuando" ha de valernos de sobra a los dos.
Respecto a la devoción por Creep, no creo que sea grave. Yo he salido adelante... Y una vez en La Pianola (c/ del Temple) comprobé que los enfermos somos muchos, porque la cantamos en alegre coro casi todo el bar como si fuera un himno. Eso sí, debo hacerte una advertencia: por si acaso procura no darle la espalda a esa canción. Yo la quiero mucho pero no me fío de ella. Je.

Aitom -

Al parecer, Mario, puedes "crear escuela"... Eso es una responsabilidad, je, je...

Vengo y voy, y me gusta de vez en cuando leerte. Y debo decir que adiviné que me gustaría por tus crónicas deportivas, en las que no puedes esconder, no lo pretendes, una cierta intención poética.

Fantástica Creep, descubro en ella que hay algo en las horas oscuras, en esa lírica que llamas tramposa, que me enreda y que ¿me gusta...?

¿Es grave, doctor?

Mario -

Efectivamente, tengo los pelos de punta desde que lo leí anoche. Busco la manera de responder a algo así, pero no sé si la hay... Lo intentaré. Agradezco mucho cualquier halago, y desde luego el tuyo, por pequeño o grande que sea. Me quedo de ellos no con su significado, sino con el afecto con el que llegan. Y me alegro mucho de que volvieras a comprobar que tu comentario había sido contestado. Procuro hacerlo. Este blog lo muevo yo pero lo empujáis los demás, no tiene otro sentido... Los comentarios son parte fundamental. Vosotros entráis para leer los textos y yo para mirar los comentarios. Es así. Así de cierto. Sigue regresando...
Respecto a lo de "hombre de mundo" me hace gracia. No sé si califico para hombre de mundo, la verdad, pero el apelativo resulta divertido. He recorrido algo de mundo pero nunca hasta ahora ha tenido que ver con el periodismo. Una deuda que aún le exijo a esta profesión... Lo que les conté a los chicos en la Universidad fue lo más terrenal posible. A mí no me sale hacerme el interesante.
Abrazos muy fuertes.

match point -

Hoy he vuelto a entrar en tu blog, con la curiosidad de saber si mi comentario había sido leído. He visto que sí, y que además te ha hecho gracia la "sutileza" del nick. Únicamente responde a que es una de las películas que más me ha gustado en los últimos dos años. Al margen de esto, me he permitido "cotillear" alguno de los comentarios que cuelgan en este blog, y creo que mi felicitación no es nada, comparada con otros halagos. Que un chaval universitario se despida con un "quiero ser como tú", sí que pone los pelos de punta. Veo que aquella visita a la Universidad dejó huella. Me alegro y espero que tengas oportunidad de repetirlo. Cuando uno está estudiando Periodismo, agradece escuchar cosas interesantes y conocer gente de mundo, como es tu caso. En fin, que me lío... Y como decía tu admirador, este es tu blog. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres