Blogia
Somniloquios

Escena de cama

Escena de cama


Ella se aproximó a mi hombro. Sentí que el bronce de sus pechos me rozaba la espalda al preguntarme.

-¿Qué te pasa?
-Nada –hice una pausa y me volví hacia ella-. Sólo la costumbre de la tristeza, de la indefinida melancolía. Nostalgia del hombre que no he sido, del que no habré de ser. De infinitos amores incompletos o ignorados.
-Vete a la mierda –me contestó.

Se vistió y no volví a verla más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres