Blogia
Somniloquios

El cielo es azul y blanco

El cielo es azul y blanco Les hicimos seis. 6-1. Yo ya no puedo decir nada.

 

En el cuarto le dije a mi hermano que pensara esto: que la historia había venido a buscarnos para que nosotros la contáramos. Era tonto, pero era cierto. Era emotivo y era verdad. En el quinto rompí a llorar porque supe que volvería con Pedro Luis a una final, porque nos perdimos la de Montjuïc (él se la perdió y yo me sentí más solo que nunca en la gloria). Pedí el sexto para que fuera igual que en 1975 con García Castany, Arrúa y los zaraguayos, un partido que guardo en dvd en casa. Luego hablé con Lorena y no sé ni qué nos dijimos, todo tipo de barbaridades entre risas preciosas. Después llamé a mi querida Cristina y me reí y lloré otra vez porque ella sabe cuánto me alegra todo esto y lo que significa para mí. Crucé decenas de mensajes. "A tus pies, Príncipe", ese fue para Diegol. Escribí para el AS, pero no sé cómo porque todo había sido demasiado intenso, demasiado grande.

 

En la última hora le mandé un mensaje a Pablo, mi amigo, que vive en Australia pero que vio la final en Montjuïc y celebró nuestra memorable victoria, él que siempre fue medio blanco. Le escribí y le dije sólo esto: "Semifinal de Copa, Zaragoza, 6-Real Madrid, 1. No sé qué hora es allá, pero aquí es la hora de los campeones".

 

Papá, les metimos seis y yo estaba allí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Mario -

He vuelto a casa a las tres de la mañana y me he oído El Larguero en internet, para regodearme. Luego he entrado en realmadrid.com y me he reído con una carcajada de seis goles. Después, con la cabeza a dos mil por hora, he metido en el dvd el 6-1 de 1975 y he vuelto a verlo. Volar debe de ser eso, porque no había forma de meterme en la cama.

lorena -

hablamos del Bernabeu. De que me vas a meter, aunque sea sentada en tus rodillas.

Y nos reímos. Vamos, nos descojonamos.

el adversario -

sinceras enhorabuenas de uno que sueña con que su Athletic del alama juegue una final de Copa y pueda verla...aunque estando en Bilbao el patio como está, me conformo con ganar el sábado 1-0 con gol de Woodgate en propia puerta;

Los Milito no veraneaban en Sopelana, no?Porque fichaba a los 2 echando virutas.

Gonzalo -

Mario, can you fly?

Mario -

Estoy en el cielo y no quiero que esta noche se acabe.

Anónimo -

Enhorabuena! Lleguemos o no a la final este resultado pasará a la historia. Ornat y PLF volverán a estar juntos en una final, como debe ser. Ésta compensará el sabor amargo que dejó la anterior, a pesar de haber ganado. El 6-1 ha conseguido que los que normalmente vivimos el fútbol a través de otra persona nos emocionemos por nosotros mismos.
Quién se iba a imaginar a mi madre diciendo:


-¿Sabes que vamos ganando
6-1 al Madrid? ¡Menuda goleada! Mario estará feliz.


Pues sí, mamá. Mario está en una nube.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres