Blogia
Somniloquios

El hombre

El hombre


Hablar bien de un amigo constituye un hecho redundante. Hablar bien de Javi Hernández supone apenas subrayar lo obvio. Hacerlo sería ingresar en la literatura barata e innecesaria, así que me limito a presentarlo. En el enlace va el reportaje que el programa Fiebre Maldini, de Canal+, emitió el pasado lunes sobre el (aún) periodista de AS: las imágenes lo dejan todo dicho. Ayer supe que ya estaba en YouTube. Hoy traigo el enlace a Somniloquios para romper un silencio demasiado largo y algo sombrío. Es una alegría hacerlo de esta forma: con Javier Hernández, el hombre. El gran Hernán, como le decimos los que trabajamos a su lado cada día.

Foto: el hombre, con Gabriel Milito, sobre el césped de Montjuïc, nada más darse la vuelta olímpica al estadio con los campeones de Copa. El Zaragoza acababa de ganarle al Real Madrid (3-2) en uno de los partidos más portentosos que yo haya visto a este equipo. Juro que bajé con Javi camino del césped porque yo también quería estar ahí. Hasta el día de hoy no sé cómo lo hizo: de pronto lo perdí de vista y  a continuación me choqué con una fila de vigilantes que me impidieron pasar al campo. Cuando regresé a la tribuna y miré abajo, ahí estaba Hernán, con la camiseta colgada del cuello, hecho un campeón más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Dani alias -

Eres GRANDE hermano!. Se me puso la piel de gallina al verte en la caja tonta (Canal +).Sabes que te admiro desde que éramos unos enanos que corrian por las playas de Coma-ruga detrás de un balón. Un abrazo enorme y nos vemos éste veranito unos días y quemamos varias neuronas, que a tí te sobran unas cuantas mas que a mí!. Un besazo! Sin mariconadas!

javi -

Acepto mi parte en el desorden aquel día, pero cómo se le puede encargar algo así a uno que se acomoda dejando todo por el suelo...

En Montjuic hice la de Houdini: bajé cuando Cuartero levantaba la Copa y encontré una rendija mientras el equipo comenzaba a dar la vuelta. Para cuando se dieron cuenta los de seguridad, ya estaba abrazándome al Hueso, ja!

Huevos había que echarle para aguantar a mi primer jefe y al desierto siguiente, Andy. No había quien lo soportara, con y sin brazos, ni con una polla de medio metro...

Gracias a todos por el cariño y, claro, especialmente a Mario por recogerlo en el blog y por recogerme este verano.

Seguimos!

Mario -

Andy... no hacen falta tantos halagos para Hernán: el encargado del orden esta semana era él y mira cómo nos tiene todo. Sólo piensa en organizar partidos de fútbol.

Andy -

Estupendo el documento de Canal+ (como no). Con un par de huevos, Javi. Eso si, a ver si ordenais la oficina un poco.

alex -

Yo sufro semanalmente en el Tiro sus fintas y regates. Cuando creo que se le voy a quitar... ¡zas! Se la ha pasado a un compañero en boca de gol. ¡Cabrón!

Marlo -

¡El Virrey, carajo! ¿Qué agregar? Excelente periodista y amigo, inteligente, sensible, generoso, valiente. Aunque no fuera un amigo igual cabría aplicarle esos adjetivos. Javi conoce y quiere su oficio, por eso cada vez escribe mejor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres